Saltar al contenido
+34 677 86 10 07 | info@reformasmadrid100.com

¿Cómo reformar una casa antigua?

Como reformar una casa antigua

Comprar casas antiguas es un movimiento financiero inteligente. Actualmente, gracias a la construcción de nuevas casas que siguen las tendencias de la arquitectura contemporánea, el precio de este tipo de propiedades ha subido significativamente. Por ello, comprar casas antiguas es la nueva tendencia entre las personas que buscan un hogar o un modelo de negocio. A continuación, te explicamos qué aspectos hay que tomar en cuenta para reformar una casa antigua.

¿Porqué reformar una casa antigua?

Reformar una casa antigua es una excelente opción para personas creativas o que desean reducir sus gastos en impuestos, ambientar espacios al gusto e invertir el dinero restante del presupuesto en nuevos muebles.

Las casas antiguas, a pesar de tener muchos años, tienen bases sólidas que siguen los principios de una buena obra de arquitectura, lo que nos permite modificar elementos secundarios para que la fachada del inmueble se adapte a nuestro estilo.

Aspectos a tener en cuenta para reformar adecuadamente las casas antiguas

En comparación con una edificación nueva, las viviendas antiguas son más económicas, y nos permiten obtener un resultado óptimo con poco gasto. Además, si reformamos adecuadamente la estructura interior y exterior de la casa, podremos aumentar su valor, mientras disfrutamos de una decoración adaptada a nuestro gusto. Pero para obtener todos estos beneficios es importante que tengamos en cuenta los siguientes aspectos:

1. Elegir el arquitecto

Contratar un experto en arquitectura es indispensable para los proyectos de esta naturaleza, porque con él podemos llevar a cabo el cambio de estilo de la casa. La creatividad y planificación son los principales factores que garantizaran el éxito de la reforma.

Es por ello que para poder obtener resultados óptimos es importante contar con profesionales que examinen la estructura del lugar y diseñen un plan de decoración que unifique sus conocimientos con tus gustos; de esta manera podrás obtener una decoración que aproveche todos los atributos de la estructura, pero que a su vez sea vea bien estéticamente.

2. Obtener las licencias de obra necesarias

Antes de realizar remodelaciones es importante consultar con la comunidad para indagar sobre las normas exigidas para la apariencia de las casas, la distribución de electricidad y el paso de tuberías. Contratar un abogado es útil para analizar el proyecto con los responsables locales y así evitar infringir normas relacionadas con la remodelación de la casa.

3. Renovar las instalaciones

Cuando todo esté listo legalmente, es hora de comenzar el camino. Cambiar el piso, derribar, decorar paredes y levantar otras. Es importante que, durante este proceso, se cambie todo el material oxidado o con daño por filtraciones, así garantizaremos la durabilidad de la casa.

4. Controlar la humedad

La humedad siempre debe ser controlada en el hogar, ya sea a través de una buena ventilación o constantes revisión de las tuberías. En las casas antiguas, ambos factores suelen estar muy deteriorados. Por lo que, al comprarla y remodelarla, sería conveniente contar con un medidor de humedad y evaluar si son los niveles adecuados.

El exceso de humedad facilita la aparición de hongos alrededor del inmueble, por eso es importante tenerla controlada.

5. Distribuir la iluminación

La iluminación depende del estilo que queramos darle a la casa, pero también está ligado a lo que deseamos como resultado final. La iluminación artificial es clave para un diseño moderno y vanguardista, mientras que un hogar tradicional o vintage necesita de equilibrio entre iluminación artificial y amplias ventanas para la iluminación natural.

Ventajas de reformar una casa antigua

Más allá de mejorar visual y estéticamente la estructura de la casa, este tipo de reformas puede otorgarnos múltiples beneficios, como:

Retorno de inversión

Al comprar una casa antigua podemos ahorrar grandes cantidades de dinero en comparación con una casa nueva. El cual luego podemos invertir en la remodelación de la propiedad para que se adapte a nuestros gustos. Esto nos permitirá aumentar el valor del inmueble, garantizándonos un retorno de la inversión muy lucrativo cuando decidamos venderla.

Casa económica

Comprar una casa antigua es una buena opción por lo accesible que es económicamente y la gran facilidad que nos otorga para reformarla o adaptarla a nuestros gustos. Cabe destacar que la remodelación del hogar puede ser paulatina, ya que generalmente estas casas cuentan con una sólida estructura, muebles, distribución de iluminación y tuberías que permiten vivir en ella desde el primer día.

Diseño a la medida

Las casas modernas son complicadas de reformar porque los materiales son nuevos, todo es de gran utilidad y tienen una larga vida de durabilidad, por lo que destruir, quitar o dañar esos materiales representa una gran pérdida desde todo punto de vista.

Mientras que, en las casas antiguas, es necesario cambiar los materiales que demuestran señales de deterioro, para permitirle a la estructura de la casa estar en buenas condiciones por todos los años que se planee utilizar.

Como podréis imaginar, son muchas las satisfacciones que obtendremos al embarcarnos en reformar una casa antigua. ¿ A qué esperas?

telefono reformas